martes, 29 de diciembre de 2009

El antagonista insaciable



La vida es un blanco y negro. Un día y una noche. Un ying y yang. Una contra para todo. Paradojicamente es algo necesario (supongo).

El recuerdo del primer antagonista en mi vida data de cuando yo era un niño, en la escuela primaria.

Volvamos al pasado y recuerden conmigo ese terrible (pero ahora gracioso) momento en el que conocí a mi peor enemigo.

.

El antagonista insaciable

.

P es un chiquillo mucho mas alto que yo, con mucho mas músculo que yo, con mucha mas plata que yo, se diría que tiene a la familia perfecta ya que sus padres siempre van juntos a las reuniones del colegio, lo recogen y es el único, si el único, que no lleva lonchera si no mas bien le dan dinero y se compra todos los dulces que le alcanzan en el quiosco del colegio.

Con mucho miedo entro al salón por primera vez, es mi primer día en el 1er año de primaria y todos miran escrupulosos a aquel menudo niño-nuevo-bien peinado-con pinta de nerd que acaba de entrar. Y yo pienso que el comienzo no será fácil.
.
Y no lo fue, pues llegó el recreo y me encontraba en medio del patio con mi lonchera llena de comida sana y un yogurt. Mientras todos los demás juegan veo como se acercan a mi P y C (otro de los chicos del salón que al igual que P , es mucho mas alto que yo). Les doy una sonrisa amigable pero me empiezan a molestar.
.
Dicen que psicológicamente el cerebro borra los recuerdos molestos del pasado, aquellos que no quieres recordar por toda tu vida.

Así que no recuerdo como ni por que, pero lo siguiente que se, es que me encontraba llorando sentado por que P y C, extrañamente, me habían quitado un zapato y se encontraban jugando al fútbol con el, como si de una pelota se tratase.

Un par de alumnas de años superiores se compadecieron de mi y les dieron una paliza a P y C, que eran mucho mas bajos que aquellos alumnas. Obtuve mi zapato.
.
Pasa el tiempo y logro congeniar con todos en el salón, me convierto en el típico muchacho con el que todos se llevan bien. Pero P siempre se muestra irritable.

Un día lo logro enfrentar, pero sigue siendo mas fuerte que yo y termino en el piso.

A pesar de haber tenido varias oportunidades, nunca fui agredido físicamente, ya que todas las veces que P logró acorralarme nunca llegue a casa sangrando o con algún moretón, lo cual es admirable.
...

En clase, a pesar de ser el mas aplicado, P gastaba bromas a los profesores los cuales no creían que aquel niño había sido el causante de las bromas mas pesadas y por eso C siempre pagaba las facturas.

Así pasaron 5 largos años y un día, ya, ya no me molestó más.
P es el único que no va al viaje de promoción a cuzco. Sus papás se separaron (según me cuenta mi madre), ya no era de los primeros puestos y por razones que desconosco nunca mas lo vi después del día de la graduación.
.
Extrañamente, casi siempre me acuerdo de él cuando veo un zapato de colegio y me cago de risa.

domingo, 20 de diciembre de 2009

El dia del aniversario


Es viernes, un día que amaneció nublado pero que luego nos sorprendió con algo de sol. Recojo a T de la universidad y juntos caminamos un rato hasta que me doy cuenta que el sol me está jugando una mala pasada y ya estoy empezando a sudar. Tomamos un taxi y ya sentados T me coge de la mano y me sonríe.

Amo su sonrisa y compruebo que ya es definitivo, estoy sudando y no precisamente por el sol. T tiene esa gran facilidad de ponerme nervioso en circunstancias extrañas, con ella no sé cómo será el minuto siguiente y es esa extraña forma de aventura inesperada lo que me enloquece.

Llegamos a larco mar, el sol se va y yo dejo de sudar. Decidimos ir a comer a un restaurant e inconscientemente pienso: esto me va a salir algo caro.

Una rubia nos atiende en la puerta y nos lleva hacia una mesa con vista al mar. Me siento muy impresionado por el lugar, por un momento incluso alguien importante. Cojo el asiento y T sonríe al notar que lo estoy acomodando para que ella se siente.

Ordenamos una ensalada cesar junto con dos cuartos de pollo con papas. T no deja de sonreír y, como siempre, empieza a contarme sus cosas. Eso es lo que más me gusta de ella, siempre tiene algo que decir en el momento preciso, y yo solo me limito a escucharla atentamente.

Llega la comida y me doy cuenta que moriré de sed, así que ordeno una jarra de refresco. –Por el precio debe ser una gran jarra- pienso, pero grande es mi sorpresa al ver una pequeña jarrara que queda vacía al verter su contenido en ambos vasos.

T me observa con extrañeza, sabe que soy muy “aguatero” y muy amablemente me ofrece su vaso de chicha al ver que yo ya me tome el mío. La amé.

Seguimos hablando de cosas que no recuerdo pues me pierdo entre sus ojos, sus labios y los cálculos mentales que hago para sacar la cuenta final de todo lo consumido. Trato de no parecer un tonto pero logro hacerlo sin mucho esfuerzo.

No pasa mucho tiempo hasta que traen la cuenta. Saco la billetera y pago la cuenta. T me observa y se da cuenta que estoy consternado, así que coge el papel y pone cara de asombro.

Salimos de la mano, escoltados por la recepcionista rubia, que quizá hubiera esperado que le deje propina. Y yo sonrío por haber pasado tan agradable velada con T quien coge su cámara digital y propone tomarnos una foto. Yo acepto a regañadientes, pues me da algo de roche tomarme fotos en lugares llenos de gente, pero igual esboso una sonrisa de alegria.

Nos vamos de lugar caminando por los adoquines de piedra al mismo tiempo que arrugo el recibo y lo tiro a la basura.


jueves, 10 de diciembre de 2009

El brichero


Paso tambaleando por el pasillo del avión con dificultad por la cantidad de gente, julio esta por acabar pero en lima no hace frió, sino todo lo contrario. Pero el aire acondicionado me juega una mala pasada y empiezo a sentir frió.

Buscando mi asiento (que esta en la cola del avión) cruzo la mirada con los ojos azules de una rubia.

La rubia del avión


Me dice en español (con un marcado acento anglosajón) si esta ocupando mi asiento, le digo que si a la vez que el aire acondicionado aumenta, provocandome un escalofrío. Ella se levanta y yo ocupo mi lugar al lado de la ventana.

En eso llega un compatriota y toma lugar en el ultimo asiento al lado del pasillo.

Ahora somos 3 en la fila, yo a la ventana, la rubia en medio y el hombre aquel al lado del pasillo. El avión despega y yo miro con nostalgia el cielo oscuro por la ventanilla observando como las luces se hacen mas pequeñas.

Voy pensando en cosas que me hagan olvidar el miedo que me da viajar en avión, eso en parte se lo debo a las películas de atentados terroristas o esa en donde aparecen un montón de serpientes matando a todos en el avión, cuando oigo a la rubia murmurar algo.

Está hablando con el hombre que se sentó en el asiento al lado del pasillo, no puedo evitar escuchar lo que dicen.Hablan de la vida, de sus vidas en lima y de lo que harán de ellas en los estados unidos (y de lo que no harán tambien). Ambos ríen y hablan, hablan y ríen y yo sigo mirando por la ventanilla las nubes del atlántico norte. La rubia me pide prestado mi lapicero y yo me quedo dormido al poco rato.

Ya como a las 7 am el avión aterriza, me dirijo al área donde salen las maletas justo para encontrarme con la rubia y al compatriota aquel, riéndose. Me da un poco de vergüenza así que logro guardar distancia. Cojo mi maleta y me dirijo a la sala de espera (tenia otro vuelo que tomar). Y justo cuando empezaba a relajarme, los veo venir. La rubia me mira, mete la mano a uno de sus bolsillos y saca el lapicero que le preste en el avión.

Cojo mi lapicero, me agradece y juntos desaparecen por el umbral del caluroso Miami.

domingo, 6 de diciembre de 2009

A través del espejo


El pobre chico suda y suda mientras el padre lo observa con mirada severa.
.
En el gym (otra vez)
Está sobre una bicicleta, de esas que están estáticas haciéndote creer que vas a excesiva velocidad o que eres el campeón mundial de ciclismo. Le dice a su padre, que frunce el ceño al ver que su hijo rendirse ante el dolor, que ya no puede. Y efectivamente, la camiseta que lleva puesta el pobre muchacho esta mas que mojada.
.
El padre compra una botella de agua mientras el hijo se estira y hace muecas de agonía, tal vez a su edad el pobre muchacho quisiera estar en algún lugar mejor que estar torturando sus púberes músculos.
.
El padre le ordena, discretamente, que coja las pesas, y el pobre muchacho obedece resignandose. Se ve en su cara que el peso es poco mas de lo que podría aguantar, pero sin embargo logra hacer toda la rutina completa, lo cual es admirable.
.
Ya están por acabar y empiezan a reírse, el padre hace bromas y logra relajar a su hijo que con un suspiro y con bastante endorfina en las venas dice: Termine!.
.
Yo los veo a través del espejo mientras hago abdominales, al inicio pensé en lo afortunado que fui de no haber compartido mucho con mi padre (a esa edad preferiría estar jugando nintendo), pero luego me mezclo con ese sentimiento de envidia y felicidad que me da tan agradable escena, y sonrio con ellos.

jueves, 19 de noviembre de 2009

keke para dummies


Son las 5 de la tarde de un domingo muy aburrido, me da flojera ir a comprar el pan y busco un camino fácil. Se me ocurre en preparar algo, así de paso me siento útil y aprendo a cocinar.

El keke


Buscando en Internet una receta fácil (entendible) y barata (rica) encontré una de un keke de naranja en un blog femenino.

La primera impresión fue que todo era fácil, pero como todas las cosas en esta vida las cosas que se ven fáciles son un poco mas difíciles de lo que parecen.

Tomar el camino fácil no es siempre el bueno, pienso que preparar un keke para quizá comerlo después con una taza de café sentado viendo tele seria lo mas justo. El camino difícil nunca seria fácil sin pasar por el comienzo.

Harina, huevos, margarina, polvo de hornear, coladera y otras cosas que recuerdo vagamente estaban sobre la mesa. Mi madre me ayuda rayando la naranja mientras yo me saco ampollas cremando* la margarina.

Llevo mas de veinte minutos batiendo y haciendo ruido con el cucharón de palo y aun falta mucho. Veo por la ventana y ya esta empezando a oscurecer.

Me resigno y mi cabeza toma el camino fácil: después de batir, pongo casi todos los ingredientes juntos, haciendo caso omiso a esa regla de oro que tienen los expertos cocineros (o al menos eso decía en la receta) : procurar mezclar muy bien uno por uno lo ingredientes.

Mi mente toma el camino difícil (difícil, por la decisión) y con remordimiento en la sangre mezclo todo haciendo caso omiso a la receta.

...


Me quedo dormido en el sillón por mas de una hora y cuando despierto ya es de noche. En el ambiente se siente algo a punto de terminar de cocinarce.

Por alguna extraña razón me siento todo una ama de casa y carcajeo mentalmente imaginandome con un mandil blanco con bordes ondeados.

El keke sale algo pequeño pero tiene buen aspecto.

Por dentro hay especie de huecos, es algo raro pero tiene buen aspecto.

Sale de un color muy encendido pero sigue teniendo buen aspecto.

No se parece nada a la foto que estaba en la receta, pero...tiene buen aspecto (repito mentalmente).

A la familia le gusta el keke (se asombran mas que nada) dicen que para ser la primera vez está muy bueno, pero pienso que lo dicen por quedar bien (o por que otro domingo vuelva a preparar y se ahorren el comprar pan) o tal vez en verdad si les gustó ( y esperan que el otro domingo vuelva a prepararlo de nuevo y se ahorren el pan), en fin. La mano derecha me late al ritmo del corazón y reviso la laptop que había estado prendida desde que busque la receta.


- Oe en verdad no aguanto (risas) pero yo cuando cuando no tengo nada que hacer me pongo a jugar play o a hacer ejercicios- me dice J tecleando un jajaja al final de lo que escribe y después de contarle lo del keke.

La conversación se extiende y otra amiga hace un comentario parecido. Mi padre también se asombra al llamar por teléfono, mi hermana también.


y uno que quiere hacer cosas diferentes tomando el camino fácil pero se la hacen dificil.


*cremar: hacer que la mantequilla adquiera textura de crema.

domingo, 8 de noviembre de 2009

La tía Vilma se rompe



La tía Vilma se rompe
.
La tía Malena es una tia que conocí ya de muy grande y siempre visitaba a mis abuelos y a mis tías. La tía vivía en Piura y de vez en cuando cuando venia, nos traía un saco de camotes y un par de sonrisas bajo el brazo.
.
Yo solo la vi un par de veces, pero por lo que me cuenta mi madre, mis tías y mi abuela era una muy buena persona.
.
Es por eso que me sorprendió mucho cuando ayer llamaron diciendo que había muerto.
Y ya al día siguiente sentados terminando de tomar desayuno una de mis tías decide hacer una pequeña oración.
.
Dejo la revista que leía minutos antes a un lado y mientras veo que alguien prende una vela pequeña, junto mis manos y bajo la mirada.
.
Empezamos a rezar y una de mis tías, la tía Vilma, se rompe en llanto. La oración se interrumpe de repente por sus gemidos y palabras que no logran entenderse. La llama de la vela se incrementa un poco y comienza a tintinear.
.
Mi otra tía continua rezando en voz alta pero se le entrecorta la voz. Mi abuela a su lado da un suspiro y mi mama los observa desconcertados.
.
Los sollozos de la tía Vilma se incrementan y se inclina sobre la mesa apoyando los codos y ocultando la cabeza bajo los brazos.
.
Yo no se que decir, así que fijo la mirada en la revista. Todo se me hace borroso y intento tratar de leer pero no puedo así que vuelvo a mirar la mesa. La vela deja de tintinear y las oraciones terminan.
.
Mi primo que llegó casi a la mitad de la oración mira asustado a la tía Vima que no para de llorar. Se logra escuchar cosas como "ella era muy buena", "siempre cuando venia, dormía en mi cama" y "siempre la pasaba bien acá".
.
Y de pronto entiendo que ella eran primas muy unidas.
.
Nunca había visto a mi tía Vilma de aquella forma, ya que precisamente ella es de las que aparentan ser calmadas para ese tipo de cosas que incluso podría parecer un poco mas fuerte ante una perdida familiar. Pero no.
.
Mi abuela suspira otra vez y vuelve a la cocina.
.
Mi primo desaparece de la escena.
.
Mi tía que rezaba se sienta y sirve un vaso de agua.
.
Mi madre soba la espalda de la tía Vilma,
.
Yo vuelvo a, inútilmente, leer la revista.
.
La llama de la vela se queda quieta.
.
Y el ultimo sollozo deja de sonar.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Un dia como hoy

A las 2 y 35 hacen exactamente 21 años nació un robusto niño ,al que después de varios intentos fallidos de llamarlo Cristian, le pusieron el nombre de Angel.
.
Todos en la familia sorprendidos quedaron cuando mi padre llegó a la casa con la noticia.
.
Todos pensaban que yo iba a nacer mujer.
.
-Por el tamaño de la pansa va a ser mujer- decía mi abuela.
.
-La pansa esta redonda, va a ser una niña- decía una tia malagracia.
.
-Que chancletero Felipe, vas a tener otra niña- le decían a mi pobre viejo.
.
Mi madre por fuera solo ponia una sonrisa cumplidora, pero por dentro estaba muy segura que en su interior habia algo con cromosomas X e Y.
.
Por eso la noticia les cayó como la bomba de hiroshima y todos al final callados estaban.
.
Los únicos que me visitaron al hospital el mismo dia en que nací fueron mi papá, mi hermana con sus colas mal hechas y dos tías por parte de mi mamá que vivían en lima en ese tiempo.
.
Llegue a la casa y al verme todo rechoncho y bien pelado me apodaron "pepe".
.
-Miralo al pepe igualito a su papa- decían algunos.
.
Pasó el tiempo y sin darme cuenta mi papá me enviaba una tarjeta por mis 6 años desde los estados unidos y 50 dolares en el reverso.
.
Mi hermana me regaló unos muñecos de acción con sus ahorros cuando cumplí 9.
.
Mi mamá me regaló una caja de chocolates a los 12.
.
Y una tía me regaló una torta a los 14.
.
A los 15 empezaron las reuniones con los amigos.
.
Ahora a los 21 no se que me regalaran y tampoco espero regalo alguno, lo que si se es que 21 no se cumplen así no mas. Acabo de pasar el limite entre ser menor de edad y todo un adulto (internacionalmente claro). Ya no hay vuelta atrás y eso, simplemente, me emociona. Por que la vida nos a puesto en algun lugar en el mundo por algo.




PS: un agradecimiento a todos los que me han saludado en este dia por el FaceBook , no pense que gente como ustedes me ayan agarrado tanto cariño.

viernes, 23 de octubre de 2009

Los peces


La primera vez que experimente la muerte fue de muy pequeño.

Mi madre compro 4 peces color naranja en una veterinaria cercana. Recuerdo que me gustaba ir a las veterinarias solo para ver a través del vidrio a los peces nadar.

Les compro una pecera redonda, un paquete de piedras, y un pequeño castillo.

Les dábamos de comer comida para peces, que en realidad a mi me parecía waffer de colores.

Un día cambiándoles el agua de la pecera y como no tenia la red a la mano. Cogí a uno con la mano, pero sin darme cuenta, lo maté.

El pez ya no se movía y yo petrificado, no sabia que hacer. La verdad no sabia que o como era la muerte hasta ese momento así que me puse a llorar y al pez lo envolví en un papel periódico y lo tire al tacho.

No recuerdo que mas pasó con los demás pero solo que desde ese día no he vuelto a tener peces color naranja.

---------------------------------------------------------------------------------------------
Si me estas leyendo pues supongo que hoy si tuve tiempo para postear. Ando un poco ocupado preparando la historia para el concurso interno de la universidad y de la cual fui ganador el año pasado.
La encuesta, creo que terminara pronto y me da mucha risa ver que 7 personas creyeron que estaba en tangamandapio jajaja.
un saludo a todos los fieles seguidores de este blog :D

viernes, 9 de octubre de 2009

Donde en el mundo estará la lagartija?

Iba con mi madre, cuando yo era un niño aun, de la mano por mesa redonda cuando me percate de algo curioso. Era un hombre con cosas verdes colgándole del cuerpo. Al inicio pensé que se trataba de algún extraño traje, pero cuando pude verlo bien, note que esas cosas verdes eran iguanas.

Mi madre les decía lagartijas, pero yo como era un niño al que le gustaba investigar, sabia muy bien que esas cosas verdes eran iguanas bebes. Quede encantado. Y por 5 soles, tuve mi iguana bebe.

Eso fue hace mucho tiempo, cuando no teníamos mucho dinero que digamos, así que comprar una jaula para el dichoso animal nos salia un ojo de la cara (sin contar lo que había costado la iguana). Así que muy a lo nopo y gonta, con mi hermana le hicimos una casa de una caja de zapatos de cartón. La recubrimos con trapos viejos ( "por el frió" decía mi madre) para la noche y un plato de plástico donde diariamente poníamos lechuga.

No recuerdo si le pusimos nombre o no, en realidad tengo recuerdos borrosos y lejanos de haber tenido esa mascota. Pero lo que si mas recuerdo es que un día, desapareció.

La buscamos por toda la casa, pero la iguana nunca apareció.

Pasó un mes y mientras yo terminaba de comer escucho un grito de mi madre. "la lagartija, la lagartija" decía exitada, mientras yo corría al encuentro del reptil aquel. Su aspecto era lánguido y se le veía cansada.

Nunca supe a donde había ido, ni que comió en ese tiempo. Sin embargo, unos días después, volvió a desaparecer, pero esta vez, no volvió más.

Y yo, me quede sin iguana.

Foto del unico reptil que tengo.



lunes, 21 de septiembre de 2009

"En el culo del mundo"



Llego corriendo a la área de Zootecnia de la universidad, a lo lejos reconosco un rostro familiar y me siento algo aliviado al saber que al menos no tendré clase con gente desconocida.
Todos están rodeando un pobre y asustado ternero que no para temblar. Al llegar la profesora (a la que llamaremos la bruja) me mira de arriba abajo. Abre la boca, pero la interrumpo - lo siento, se me fue el bus de la universidad- miento.

Sigue sin quitarme la mirada.

- Ah se te fue el bus de la universidad, pues yo lo único que quiero en mi clase es que todos aprendan las cosas que todo veterinario zootecnista debe saber. Todo este tipo de cosas son muy importantes, si por mi fuera que no me paguen por ser lo que soy por que ser veterinaria y enseñar, es mi hobbie- hasta ese punto todos están callados y en nuestras cabezas pensamos: Ni fregando se negaría a recibir una paga por dar clase y perder su tiempo con nosotros - es mi pasatiempo favorito y no lo cambiaría por nada, así que yo tolero cualquier cosa menos la tardanza - termina y sin dejar de mirarme a los ojos le digo - ok, esta bien- vuelvo a mentir.

La bruja cree que soy uno de esos pituquitos mas a los que enseña, seguro piensa que vivo en la Molina, o Surco , o Miraflores, como ella quizá. O que tal vez tengo auto propio, o mi papá me deja en la puerta de la universidad en su carro, como quizá alguna vez a la bruja la dejaron siendo estudiante. Piensa la bruja que yo vivo a 10 minutos tal vez de la universidad y que vivo en un mundo sin trafico, como en el que tal vez ella vive.

Pero seria absurdo decirle que no habían combis en mi paradero de San Juan de Lurigancho. Que tal vez no me cree si le digo que todas pasaban llenas y que por mas tarde que sea, no pienso subirme a una combi mostrando el trasero por la ventana donde se pueden jalar mi billetera. La bruja no sabe que tengo que tomar 3 carros. Si, no uno ni dos, TRES!. Pienso ,que ella debe estar de mal humor por que desayunó, por eso, me atrevería a decirle con todo el descaro del mundo que ya somos dos y que mientras me hablaba se me antojaba una hamburguesa de solo ver pura vaca a mi alrededor. La bruja no entendería que vivo en "el culo del mundo" (como dice la mayoría).

Pero todo eso me lo aguanto y la bruja sigue dando cátedra sobre vacas, mientras el pobre ternero me mira con sus ojos negros.

A la semana siguiente la bruja no fue a clase, quien sabe por que, algunos decían que tuvo conferencia en San Marcos. No llamó para avisar que no iría. Creo que a eso se refería con que ser profesora era solo su hobbie.

ps: Este es otro post programado, quiere decir que si funciono eso de programar los post. Si están leyendo esto es que probablemente llevo mas tiempo de lo esperado fuera de la blogosfera y quien sabe que me habrá pasado.
Para eso hay una pequeña encuesta en el lado derecho que revisare algún día, cuando pase por aquí de nuevo.
un saludo a cada uno, donde quiera que yo esté.

viernes, 18 de septiembre de 2009

La llamada

Estaba en walmart comprando con mi hermana cosas para mi viaje de retorno a lima, cuando de pronto suena su celular.

Nos miramos y ella contesta, se pone seria, casi ni se inmuta, me asusta. Y yo, me asusto también. Es mi padre.

Pensando que esta vez cayó en cuenta (y estando aun mas despierto) de la tremenda irresponsabilidad que había cometido su hijo al "lavar" su pasaporte me imagine que tal vez me llamaba para decirme lo peor, lo inesperado, la estocada final de mi mal día. Mi hermana me pasa el teléfono.

-Hijo- me dice.

-Dime- le digo temeroso (la verdad me cago de miedo).

-Tus amigos, cuando vean tu pasaporte, van a pensar que te has regresado cruzando la frontera- y comienza a reírse.

Yo rio también y mi hermana me mira confundida.

PS: esta es una entrada programada para salir en el plazo de 10 días. Quiere decir que tal vez ando ocupado, estudiando, olvide la clave del blog, me hackearon, me fui de vacaciones, me abdujeron los aliens, perdí la memoria, etc.
Un saludo a cada uno, donde quiera que yo este.

lunes, 7 de septiembre de 2009

De retorno


Son las 9 am, sábado, un bello día. Tocan la puerta de mi cuarto, es mi hermana quien sonriente entra al cuarto. Dice que lavara la ropa y yo para no parecer tan malagradecido le digo que preparare el desayuno. Ella acepta y sin mas que decir se pone a revolver entre la ropa sucia que estaba en una esquina, al lado de mi maleta.

Cojo el pan de molde, preparo una tortilla y pongo el café, mi hermana esta en el cuarto contiguo frente a la lavadora. Y mientras veo como afuera el sol cae sobre el grass, disfruto de mi ultimo día en estados unidos.

De pronto, Escucho un grito, es mi hermana. Viene corriendo con algo entre las manos que no logro distinguir si no hasta que esta lo suficientemente cerca. Es mi pasaporte.

El pobre está todo arrugado, mojado, destrozado y casi ilegible. Mi hermana cambia de cara y comienza a reprochar mi irresponsabilidad, mi descuido y muchas otras cosas más que tal vez no quiere decir, pero al fin de al cabo, las dice.

Ponemos el pasaporte al sol fuera en el jardín. Nos sentamos a desayunar pero, al menos a mi, ya se me había quitado el hambre. Termino el desayuno con desgano y voy corriendo a mi cuarto a buscar ayuda en internet.

Logré contactar a la embajada de Perú en Miami, pero no me dieron solución (en realidad creo que les pareció totalmente tonto el asunto de mi pasaporte y no me hicieron mucho caso). Así que hice lo único que pude hacer en ese momento, llamar a mi padre.

Me contesta con voz ronca y aturdida, me pregunta que hora es. - Son la 1 de la tarde- le digo mirando el reloj. Me dice que ha trabajado hasta tarde, yo le cuanto lo ocurrido.

Parece no inmutarse o tal vez aun sigue dormido y no me esta haciendo caso, pero me dice que no hay problema con eso, cuelga. En el fondo tengo miedo, pero ya me siento aliviado de haberle contado lo ocurrido.

A la mañana siguiente ya en el aeropuerto, la recepcionista no puede creer lo que ve cuando me pide el pasaporte, aun así hace lo único que podía hacer en ese momento. Reírse.

Y yo también reí, pero de alivio.

PS: si alguna vez viajan, por favor, cuiden su pasaporte como si fuera oro. Yo tuve suerte por que tengo tarjeta de residencia, pero otro hubiera sido el post si solo hubiera tenido pasaporte y este se hubiera arruinado.
PS2: no se ve bien, pero el pasaporte esta arruinado.
PS3: no tengo la cámara en la mano así que esa foto esta tomado de la cam de la laptop.

martes, 1 de septiembre de 2009

Entre sábanas

Entre Sábanas Verdes
Podía sentir la respiración de T en mi pecho, nuestros corazones volvían a latir despacio, la piel se nos ponía tibia, nuestros cerebros entumecidos por lo que acabábamos de hacer.
Le acaricie el cabello enredando mis dedos entre sus rizos, la abrazaba como para no dejarla ir, mientras que con la otra mano rosaba sus rosados labios.
Yo observaba sus párpados cerrados y notaba que su piel se veía hermosa a pesar de ser invierno en la ventana. Y me sentí muy enamorado en ese instante.
Quería nunca dejar de estar allí, quería quedarme como estatua y vivir ese momento por siempre y para toda la eternidad.
Quería siempre verla en mis brazos.
Las sabanas se removieron y ella abrió los ojos, alza la cabeza y me sonríe iluminando toda la habitación. Yo no contuve y la bese despacio, hasta que se alejó un poco y mirando a la pared me pregunta si la amaba de verdad.
Hasta las estrellas, le respondí mirándola a los ojos.
La tome de la mano y le prometí que nunca le haría daño, que siempre la protegería de todo, que no dejaría que nada nos separe, ni el tiempo ni la distancia.
Ella me creyó y yo, por dentro, repetía lo que acababa de decir varias veces para nunca olvidarlas.
Me volvió a besar, nos volvimos a amar.
Nos hicimos cosquillas, nos revolcamos por entre las sabanas, dando vueltas, rosando nuestros cuerpos desnudos.
Yo me retorcía de alegría y ella gozaba con cada sonrisa mía.
Al final nos abrazamos por mucho tiempo mirando el techo como si no nos importara nada más que estar entre aquellas sabanas.
Ella no se dio cuenta pero yo me sentía realmente feliz de estar a su lado.
- ¿Fue como te lo imaginabas? - me pregunta de pronto.
- no... - le digo al mismo tiempo que noto su mirada extrañada - ...fue mucho mejor -
Y reímos mientras volvíamos a recordar lo que habíamos hecho, como dos niños que repasan una travesura realizada.

Les debo la imagen

ps: No se por que pero el texto todo me sale junto , intente varias veces de ponerlo y volverlo a poner y nada, asi que me dio colera y ya ni modo. Disculpas si la lectura de este post les fue dificil.

lunes, 17 de agosto de 2009

Desayuno


Es con este desayuno que me levanto casi todos los días y con el cual creo que he subido un poco de peso.

Si, de nuevo estoy en gringolandia, mas exactamente en jacksonville, florida. Un lugar tranquilo y caluroso también, aunque esta semana esta lloviendo y hay relámpagos (dicho sea de paso que a mi me sorprende, ya que nunca vi uno de verdad).

Ahora estoy aprendiendo a manejar y es que tampoco puedo ser tan conchudo de esperar que cada vez que venga, mi hermana o mi papá me estén transportando a cada rato. Y entre señales de transito, reglas básicas y saber si esto apto o no para dar mi examen, me encuentro tomando este desayuno.

Me pongo a pensar y creo que la vida en el Perú no era toda una joda del todo, por que no hay nada mas rico que te lleven de aquí para acá, despreocupado de la vida, despreocupado de que si vas a chocar con alguien o no, despreocupado de si te pasas una luz roja o no. Eso es lo bueno de viajar en combi.

ja!.

Mentira!.
No hay nada mas rico que manejar tu propia caña, ir a los tonos con caña, pasar por la costa verde en caña, o irte de paseo sin pensar en si pasaran carros o no, si no que lo digan los que si tienen; por que yo aun, estoy por sacar mi licencia.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Aquello llamado: blog

Hace mas o menos un año que puse este blog en la Internet, hace mas o menos un año que comencé a escribir como loco, hace mas o menos un año que terminé de poner el: .blogpost.com en la url de la pagina.


Hoy pensaba hacer algo especial, así que prepare un post agradeciendo a los que me leyeron hace un año y también a los que ya no. Ni si quiera se como me empezaron a leer, solo se que un día al abrir el blog, vi uno que otro comentario. En ese post de "agradecimiento" que iba a escribir, iba a dar "un saludo" al chico nube que fue si no me equivoco quien llego primero, luego a la desaparecida libélula.


Estuvo también k-prichosa, una amiga de la universidad que ya no veo, luego lola con su quemadaso blog, luego Heriditas, juanito el caminante , damian con sus locuras y aventuras/desventuras, el gran EBP que siempre me ha inspirado buenas vibras, lemon que siempre nos cuenta de yoshi y de sus salidas, Fiore la esposa primeriza y recién casada favorita de todos, y entre otros que solo postearon una vez y nunca aparecieron......ah! lo olvidaba, también los anónimos. A todos ellos, les decía "gracias"


Ese post, del que les estoy volviendo a repetir, iba a contar muchas cosas, como el hecho de haber creado el blog. Recuerdo fue una noche muy triste que no quiero recordar, así que como no quería saber nada del mundo, me puse a escribir. Por ahí luego que quise cambiar el aspecto del blog en el transcurso del tiempo, pero dada la circunstancia no pude, hasta ahora.


No se como justo hoy, se me da la regalada gana de probar una plantilla diferente y eso llevo a una pagina donde explicaban como poner dos columnas (cosa que no entendía la primera vez que lo intente) y eso llevo a otra pagina donde explicaban como cambiar el fondo y eso llevo a otra y a otra y-a-otra.


Caigo en cuenta que después de 4 horas mi blog había quedado diferente a como lo inicie hace un año atrás. Creo que ya era hora de cambiar su aspecto y, aunque me costo mucho pero mucho trabajo, pienso que después de un año esta experiencia de tener un blog me a servido bastante.


En el post que iba a escribir y que reemplace por este que de seguro estas leyendo, al final estaban estas palabras:



Feliz año blog.






ps: No se si es por las horas que llevo frente al monitor, pero como que no leo muy bien lo que dice el post, a ver si para mañana trato de aclarar el fondo de papel. a ver que dicen.

martes, 4 de agosto de 2009

Sobre mi techo



son las 2:07. Y mientras veía televisión y tonteaba en la web siento que el techo casi se me cae, literalmente.

Un ruido totalmente espantoso, a esta hora claro, se escucha en el techo. - Es un gato...-pienso. Pero el ruido es muy fuerte como para ser un flacucho gato techero. - una rata, mierda- maldigo en mi mente. Y mientras todo esta callado, al segundo siguiente aquel animal empieza a correr haciendo aun mas ruido por mi humilde techo de calamina.
Maldigo entonces en ese momento el hecho de ser mi cuarto el único no techado de la casa y maldigo aun mas le hecho de tener que pensar en las veces que propuse que techaran mi cuarto. -pero si ya nos vamos a mudar- me dice mi hermana, y yo sin chistar me quedo callado.
Pero ahora todo eso ya esta de más, aquel enorme (digo enorme porque ni se imaginan el ruido que hacia) roedor se pasea por mi techo como si fuera su casa, que conchudes.
...
Ya en la mañana, le comento el suceso a mi señora madre, -pondré veneno- me dice, y yo le creo.
...
Pasan 3 noches más y aquel roedor parece que ya vive sobre mi techo, asqueado yo, solo atino a prender la luz (para que se espante) y a tirar cosas contra el techo de calamina (para que se vaya).
...
pasa una noche mas y el ruido es menor, es como si se arrastrara. Siento remordimiento pero a la vez aliviado.
...

es en la sexta noche, desde aquel percance ratonesco, que mi peluda visitante no da señales de aparición.
Miro el reloj y este cambia de 2:06 a 2:07, y ya no se vuelve a escuchar ruido alguno.


ps: no se ustedes, pero a mi el texto de este post me sale medio deformado y no puedo poner espacios entre los párrafos, si alguno de ustedes ve el texto todo junto por favor, avisen.

martes, 28 de julio de 2009

10 cosas sobre "el ser peruanos"

  1. Todos hemos viajado en combi alguna vez en nuestras vidas, TODOS. (china hasta el ovalo).
  2. Por que a pesar de saber que es comida contaminada y/o sucia [y/o algunas otras cosas más], alguna vez hemos comido en una carretilla o en algún puesto ambulante (tío un churro pe').
  3. Ser Peruanos también implica ser casi impuntuales...por el trafico claro (no exija velocidad, exija seguridad ¿?¿?¿?¿?).
  4. El "ya", siempre estará en nuestro vocabulario y pasara de generación en generación (esta bien, YA!).
  5. ABANCAY, WILSON, TACNA, LA MARINA, AVIACION, AREQUIPA, JAVIER PRADO, UNIVERSITARIA Y BENAVIDES siempre serán calles que recordaras por el resto de tu vida (habla vas?).
  6. Por más que tengamos dinero, siempre regatearemos (y a cuanto pa la gente pes?).
  7. No habrá día en el cual el teléfono publico de la esquina, se coma tu moneda (telefonica de m...).
  8. Por que aquí, todos hablamos bien el castellano y no usamos dejos ni alienaciones (che' wey).
  9. Ser peruano es también ser solidario y colaborar con los productos golosinarios de los vendedores ambulantes (colaborame pe´ varón).
  10. Por ultimo....el peruano... el peruano no necesita de un décimo motivo, el peruano es simplemente:...

PS: la propuesta mas ingeniosa sera puesta en este post al cabo de algunos días. saludos.

sábado, 25 de julio de 2009

VACACIONES

aja!

tomare unas muy buenas "vacaciones", no hice mucho desde que empezó el año, pero por alguna extraña razón me siento estresado.


queridos seguidores y lectores, tomo la irrevocable decisión de dejar el blog empolvado cierto tiempo hasta retomar de nuevo mi rumbo, sin embargo habrá post programados para el regocijo de todos ustedes así que sera como si no me hubiera ido.


Sin mas que decir, dejo de teclear para recostarme en la cama junto a una bolsa de snickers para ver todas esas pelis de zombies que no he visto todavía en lo que va del año.
un saludo a todos y espero que como yo, se relajen.

martes, 7 de julio de 2009

La del peruano


Yo ya empezaba a sentir demasiado calor y es que el aire acondicionado de aquel elegante restaurante no estaba funcionando al máximo, así que dentro, se sentía casi igual que fuera donde el sol te cacheteaba en toda la cara.

Hasta que hubo una mesa libre y nos sentamos mi papá, mi hermana, mi tío y yo.

Admito que fue la cena mas deliciosa que he probado en mi vida y lo mejor es que en gringolandia existe el "re-fill". Yo estaba en mi salsa tomando y tomando refresco gratis (claro que solo se paga el vaso inicial que son unos 3 dolares masomenos).

Al poco rato nos traen un pedazo de pan enorme acompañado de mantequilla. Mi hermana, que ya había ido a ese restaurante, nos dice que lo probemos, y efectivamente aquel pan era diferente a cualquier otro pan. No paso mucho tiempo y casi sin parar de hablar y comer vi mi enorme pansa apunto de reventar.

Pero bueno, llegó el momento de irnos y ya habían pedido la cuenta cuando de la nada mi papá (que lleva mas de 15 años viviendo en los states) empieza a hablar.

-que rico que estaba ese pan, pero ¿se puede pedir para llevar?-termina de decir y todos nos reímos discretamente.




algunas fotos del viaje


En long-horn, el restaurante al que fuimos.

Alineación al centro
En el estacionamiento del aeropuerto de jacksonville,
donde tomaría un vuelo hasta Fort lauderdale y luego a lima.


En el down town de jacksonville.

domingo, 28 de junio de 2009

Fort Lauderdale

(en el aeropuerto de Fort lauderdale, Miami, Florida)

A penas cruzo la puerta de una de las tantas terminales del aeropuerto y ya siento como mis poros se cierran (o tapan tal vez), la piel se me pone pegajosa y en la frente me salen pequeñas gotas de sudor.


El calor se vuelve insoportable y con el estomago vacio me dirijo hacia una maquina expendedora de gaseosas, en donde para mi mala suerte caigo en cuenta que no acepta billetes de 10 dolares. Pero a lo lejos veo una especie de tienda de dulces, asi que escojo una galleta que no tenia precio.


-Hello!,how much it's this?- le digo haciendo la del peruano (osea, preguntando el precio) y con mi ingles medio masticado.


-it's 2.97$-me dice la vendedora en un perfecto ingles, mientras revisa la maquina registradora.


-ok, take 10$- le digo sacando el dinero.Justificar a ambos lados


-here's your change- dice entragandome varios billetes de 1$ y un monton de monedas americanas.


-uhh, i have a problem with the money, i mean the coins. Can you help me please?- le dije algo arrochado dudando si habia planteado bien la pregunta.


-oh where're you from?- me dijo fascinada.


-I'm from Peru- le dije dandole una sonrisa tonta.


-oh! eres peruano, es tu primera vez en los States?- me dice en un perfecto español.









ps: no vayan a pensar que no se ingles, por que si lo se, nada mas que es TOTALMENTE diferente hablarlo en otro pais que hablarlo en el ICPNA.

sábado, 20 de junio de 2009

Viaje


Hacen más de 10 años mi papá le dijo a mi mamá por teléfono que vendría para la graduación de mi hermana de 6to grado, yo estaba muy chiquito y no sabia lo que eso implicaba.

Cuando mi hermana terminaba la secundaria, nos dijo lo mismo. Yo al estar un poco mas grande ya entendía como era el asunto y como todas las veces anteriores que dijo venir, no se pudo.

Fue en la graduación de mi hermana de la Universidad  cuando mi hermana tuvo a su padre presente en un acontecimiento de tal importancia.

Es hoy, exactamente a las 10 con 58 de la noche cuando tome mi primer vuelo para llegar a tierras yakees. Sera el primer día, en lo que tengo uso de razón, que pase el día del padre junto a mi papá. 

Para ser francos no encuentro como poder expresarme. Un - hola, pa feliz día pues! - por teléfono, no es lo mismo a poder decírselo en persona. Siempre se lo decía por teléfono.

Y no muchos saben pero el único recuerdo que tenia de mi papá antes de verlo por primer vez cuando se graduó mi hermana, era el de una sombra enorme, yo me encontraba sentado mirando al techo y no podía ver nada ya que una luz me cegaba.

Pero ahora todo es diferente creo, tengo 20 años y han tenido que pasar 16 años para poder tener "un día del padre". Bendita visa de inmigrante. Bendito tío SAM. Benditas tierras americanas. Si hay algo que me esta enseñando la vida es que el día que tenga un hijo nunca voy a querer separarme de el, así tenga que trabajar en lo que sea.

Es por eso que cuando pise los estados unidos le diré(me diré a mi mismo)
JODETE ESTADOS UNIDOS!, QUE AHORA SOY YO QUIEN ESTA ACA.



ps: a pesar de este tan desasonado post quiero desearles un FELIZ DÍA a todos aquellos padres bloggers! y a aquellas madres que al igual que mi madre, tienen esa gran labor de ser padres también.

También aprovecho para informarles que hoy parto hacia los estados unidos por un par de días, ojala vaya todo bien y haber si me doy una vuelta por acá.

Saludos!

domingo, 14 de junio de 2009

Un cuento


La mamá de T llama por teléfono y con voz divertida me pide que la ayude. El favor consistía en que la ayudara a relatar un cuento y como ella había leído un par de los mios, pensó que yo seria de gran ayuda.

Luego empieza a relatar.

....

El vendedor de vinos

En un antiguo pueblo, en una pequeña casa, vivía un humilde hombre. Con la pequeña cosecha de uvas que tenía, dedicaba su vida a la elaboración de vinos los cuales ofrecía por todo el pueblo.

 

Una noche, mientras aquel señor regresaba sobre su burro de un pueblo cercano, escucho a una mujer gritando.

 

-         ¡Ayuda! - se escuchaba a lo lejos.

 

Aquel hombre se bajo del pequeño burro y aguzo el oído para detectar la fuente de aquella suplica.

 

Da unos cuantos pasos hasta que logra ver un pequeño zapato, el cual emitía un destello, que era el de la luz de luna reflejada en una gran hebilla cuadrada.

 

-¡aquí arriba!- le dijo una pequeña voz desde lo alto de un árbol que estaba a pocos metros de donde se encontraba el zapato.

 

Aquel hombre alzo la cabeza.

 

-         No temas - le dijo otra vez la aguda voz - solo quiero que me ayudes a bajar y también a buscar mi zapato- culminó.

 

Sin saber que hacer aquel confundido hombre no podía sacar la vista de aquel pequeño bulto que le hablaba entre las sombras de las hojas. Sin embargo, lo que lo desconcertó aun más fue el ver una escoba atrapada entre las ramas mas bajas de aquel árbol.

 

La pequeña voz le volvió a hablar.

 

-         Solo te pido que por favor no me veas y cuando me ayudes cierres los ojos - dijo de nuevo aquella voz chillona que era claramente el de una anciana.

 

Y el hombre, por un impulso de compasión, tomó el zapato y lo lanzo en dirección hacia donde provenida la voz, arrimó el burro de carga al árbol y se subió sobre el, cerró los ojos y estiro las manos para ayudar a aquella persona. Y mientras la bajaba, la escoba cayó al piso levantando partículas de polvo.

 

-         muchas gracias - le dijo aquella anciana aun oculta entre las sombras.

 

Y en un parpadear de ojos, el viento comenzó a soplar y la anciana desapareció. Aquel hombre desconcertado mira hacia todos lados, hasta que en el cielo logra ver a lo lejos una figura extraña, con un sombrero puntiagudo, que iba montada sobre una escoba.

 

Al día siguiente, muy temprano en la mañana tocan la puerta su casa.

 

Era una mujer, muy anciana, con muchas arrugas, con el cabello canoso y con la nariz puntiaguda. Aquella mujer le dijo que había sido ella quien la noche anterior había ayudado a bajar de aquel árbol.

 

Le confesó que era una bruja y que una mala maniobra de la escoba la hizo estrellarse contra aquel árbol. Había estado allí mismo por horas desde el atardecer, hasta que aquel hombre pasó y la ayudó.

 

Aun viendo la cara de sorpresa de aquel hombre, aquella anciana solo le dijo lo siguiente.

 

-         por tu generosidad y tu buena voluntad, Haré que te vaya bien en los negocios del vino  y que siempre te vaya bien en todo. Tendrás buena salud y siempre serás feliz - le dijo aquella anciana moviendo las manos.

 

Y sin decir alguna otra palabra se dio media vuelta y se retiró.

Poco tiempo después, aquel hombre se caso, tuvo dos hijos y su negocio de los vinos creció.

...

- que rápido escribes- me dice la mamá de T por el teléfono.




PS: les debo (otra vez) la foto que es un dibujo bien gracioso, que hice para acompañar la lectura :).

viernes, 5 de junio de 2009

Maria "la marimacha"




hacen 13 años ...

----------------------------------------------------------------------------------

Dicen que su mamá vendía anticuchos en una esquina, cerca de aquí. Era una tarde fría y la mamá no tenia los ingredientes para la faena nocturna de los anticuchos.

-Maria!!!!. mariaaaaa!! ven!. Toma 10 soles y anda compra corazones en el mercado para los anticuchos. Pero anda compra ahora!, RÁPIDO!- decía la madre de maría "la marimacha".

María "la marimacha", que era una niña muy traviesa y distraida, se encontró con unos amigos que estaban jugando al trompo. Las ganas de jugar y el poco tino de responsabilidad hizo que usara todo el dinero que le había dado su madre para comprarse un trompo y muchos dulces.

Y así paso la tarde hasta que empezaba a oscurecer. Y María "la marimacha" no sabia que hacer, hasta que se le ocurrió una idea. Regreso a su casa a hurtadillas y tomo un enorme cuchillo, el cual usaba su madre para cortar los corazones y fue al cementerio que quedaba a unos pocas cuadras de donde vivía.

Excavó una tumba y saco el cuerpo de un señor delgado y sin miramientos con aquel cuchillo le abrió el pecho y le saco el corazón. 

Pero aquel corazón no era tan grande, así que excavó otra tumba y encontró el cuerpo de una anciana. Con el cuchillo empezó a cortar la espalda hasta llegar al corazón.

Y viendo que aquel corazón era un poco arrugado, excavó otra tumba y saco el cuerpo de un hombre gordo y cortándolo en pedazos le extrajo un gran corazón, bordeado de grasa color mostaza.

Al llegar a su casa la madre le recrimina pero María "la marimacha" le dice:

- es que mamá! el carnicero me dijo que me iba a conseguir un corazón bien grande y por eso se demoro- mintió.

y con eso la madre se dispuso a hacer los anticuchos.

Esa misma noche y luego de que muchos clientes quedaran satisfechos con el sabor y gusto de los anticuchos, a María "la marimacha" se le presentaron los 3 fantasmas a los que había perturbado del sueño eterno.

El primero le abrió el pecho, el segundo le corto la espalda y el tercero la corto en pedazos. Y luego de eso ... ... .



----------------------------------------------------------------------------------

...

- MAMÁ!!! Mili esta que me cuenta lo de María "la marimacha"- decía yo entre asustado y lloroso.

- MILI!, no le cuentes eso a tu hermano!- decía mi mama a lo lejos.

- ahiiiii! si es solo un cuento, no es de verdad- decía mi hermana desde su cama.

- ¿enserio?- decía yo al borde del paro cardiaco.

-en realidad, vivía en esta casa- volvía a decir.

- MAMAAAAAAÁ!!- gritaba yo.



martes, 2 de junio de 2009

Mi abuela es una zombie

Corro y corro pero están por todos lados. Tengo en la mano una especie de arma que por el susto no puedo identificar, pero sin saberlo se que no tengo munición. Solo corro.

Abro una puerta, que aparece de la nada, y la luz del día se asoma irónicamente en aquel cuarto blanco por una pequeña ventana. Muevo un mueble contra la puerta, pero aquellos zombies siguen intentando entrar a la fuerza.

No veo otra salida. Miro por la ventana y logro ver un edifico que se parece mucho a mi colegio. Dejo el arma al borde de la ventana.

De pronto hay un ruido seco y la puerta empieza a romperse. Volteo sin saber que hacer  y logro ver un ropero. - es el ropero de mi hermana- digo en la mente.

Sin perder el tiempo entro y al cerrar la puerta de aquel viejo ropero, por una rendija, logro ver a mi abuela resguardada por un ejercito de zombies. Mi abuela es una zombie.



Abro los ojos. Es de noche aun. No tengo ni idea de la hora. O que día es. Pero tengo los puños cerrados. El cuerpo tieso. Los pies entumecidos.

ps: pueden ver este y más dibujos (¿dibujos?) en: http://bisonte4.blogspot.com

viernes, 29 de mayo de 2009

Recuerdo de ser un rock star (parte 2 y final)


La primera parte esta AQUI!!!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Estamos en la casa de mi pata el chino, era su cumple y solo quedamos puros hombres. Ebrios y eufóricos entonábamos coros de canciones desgarradoras, de esas que solo se pueden cantar en grupo. Reíamos y no nos importaba que la familia del pobre chino tuviera que trabajar al día siguiente.

Estábamos en una especie de circulo y a mi lado izquierdo y derecho están M y D respectivamente. Y les digo:

 - oigan, hace tiempo estaba ordenando mis cosas y encontré el flyer de la tocada en las cabinas de Internet- les dije por sobre el ruido de la música.

En eso S ,que estaba conversando a un lado, escuchó lo que dije y agrega:

- claaaaaaro , si yo todavía tengo el polo amarillo que me dieron para promocionar las cabinas- dice tocándose el polo y todos morimos de risa acordándonos de ese olvidado detalle.

-no me acordaba- dice entre risas M.

-claaaaro, si a D también le dieron- vuelve a decir S y con sus manos se toca el imaginario polo.

-jajaja OE! si lo tengo puesto ahora- agrega D levantandoce la polera

Y todos nosotros reímos aun más al imaginarnos que tan cague de risa hubiera sido si hubiera traído puesto ese polo amarillo con las letras: "Bebes's @ net - cabinas de Internet".


Fue entonces cuando comprendí que a pesar de que cada uno hacia cosas distintas, o incluso guardábamos nuestras pocas diferencias, en el fondo todos sabíamos que nunca olvidaríamos esa gran anécdota, ese sueño y esas ganas de querer divertirnos con el grupo que eramos. Y por un segundo creo que todos sentimos esa energía que no habíamos sentido antes, quizá incluso hubiéramos podido volver a tocar en ese momento. Habían pasado muchos años, pero pareciera ayer que tuvimos esa tocada en la vía publica promocionando unas cabinas de Internet.

Luego de parar de reír alguien fuera del pequeño circulo que habíamos formado, dice: - oe ya ps, SALUD!- grita.

S, M y D se dispersan y no volvemos a tocar el tema en toda la noche.



PS: nuestro grupo se llamaba Codigo de Barras.